Rizoderma

ALERTA: presencia de adultos de barrenador del tallo

4 meses atras

Período del 7 al 13 de enero de 2018.

Durante la segunda semana de enero, se incrementó el número de capturas de Helicoverpa gelotopoeon “isoca bolillera” y se produjo un pico importante de Diatraea saccharalis “barrenador del tallo”.

Helicoverpa gelotopoeon “isoca bolillera” (figura 1): Esta es una plaga principal del cultivo de soja, pudiendo atacar también alfalfa, girasol y maíz. En esta zona, el año pasado se produjo un ataque muy importante de esta plaga que generó daños y en muchos casos requirió su tratamiento. Esta especie suele tener una generación temprana, que también puede afectar cultivos invernales como lino, arveja, lenteja, vicia, etc.

Ecología de la plaga: Presenta 3 o 4 generaciones. El adulto ovipone en forma individual sobre los brotes nuevos. La larva dependiendo del momento que ataca, puede actuar como cortadora (consumiendo el brote por encima de los cotiledones), como defoliadora (alimentándose de los foliolos y de los brotes nuevos) o como desgranadora (consumiendo vainas y granos). Tiene una mayor tolerancia a los insecticidas y suele ubicarse dentro de los brotes, lo que dificulta su control.

Diatraea saccharalis “barrenador del tallo” (figura 2): Es una plaga muy importante del cultivo de maíz, debido a las grandes pérdidas que provoca y a la dificultad de su control. Actualmente su daño se atenúa efectivamente con la utilización de maíces transgénicos (maíz BT, MG, TD, HX, VT3PRO, PW o Víptera), pero continúa siendo una plaga importante para los híbridos convencionales y pisingallos.

Ruralnet News 2

Ecología de la plaga: El adulto coloca los huevos agrupados en el envés de las hojas y al cabo de 7 a 9 días eclosiona la larva. Los huevos van cambiando de color a medida que transcurren los días, siendo blancos al inicio y naranjas hacia el momento de la eclosión. Luego de la emergencia, la larva tarda 2 o 3 días en ingresar al tallo. Esto es de suma importancia, debido a que luego de ingresar en la caña, el control químico es ineficaz. Posteriormente, la larva realiza galerías longitudinales, provocando daños fisiológicos y mecánicos (quebrado y vuelco). El ciclo se completa en 35-40 días.

Recomendación: Monitorear los cultivos de soja por presencia de larvas o posturas de isoca bolillera y los cultivos de girasol por presencia de isoca medidora. Monitorear los cultivos de maíces pisingallos y convencionales por presencia de posturas de barrenador del tallo.

Recordar que: La información proveniente de las capturas de lepidópteros mediante trampa de luz no reemplaza el seguimiento in situ de las poblaciones de insectos plaga, sino que sirve como una orientación de la evolución de las mismas en la zona. El monitoreo permanente de los lotes de producción es lo que garantiza el éxito en la toma de decisiones.

Fuente: INTA EEA Barow | Por: Horacio Jose FORJANMarina Lucrecia MANSO, Matías FIK

 

Categoria del Articulo:
Agricultura